sábado, 31 de mayo de 2008

Amapola amapolita...

"Amapola amapolita que estás abierta en el trigo,
amapola amapolita...
te quieres casar conmigo?"









Siempre he oido esto en boca de mi madre cuando nos las encontrábamos al borde de los caminos...


El año pasado me las encontré asi...,protegidas por las cañas ,ajenas al ruido y a las pisadas de la gente.

Este año no he podido acercarme a La Riera de Gaià para verlas tan grandes...


Me dejaron un buen recuerdo...espero volver

"Amapola...lindísima amapola..."

16 comentarios:

joan dijo...

En aquesta època del anyu, el camps plens de roselles son maquìssims, i et venen ganes de fotagrafiar-los tots. Ja veig que no has pogut aguantar-ne les ganes i has fet una seria molt maca, ahhh, i els escrits , molt curiosos, m'han agradat.
Una abraçada.

ElSinTierra dijo...

Hermosa serie y bonito recuerdo.

Un saludo

claudia paredes dijo...

Una marea roja de flores para el corazón.

Nome Digas dijo...

Las situaciones que nos entran por la experiencia, cuando se producen en la infancia, ya nos quedan marcadas para siempre. Te perseguirán las amapolas durante toda la vida. No está mal.

Un saludo, gracias por tu visita y por tus palabras.

Mariluz dijo...

Qué buen recuerdo guardamos siempre de los dichos populares que nos contaban de pequeños nuestras madres y nuestras abuelas, nunca se olvidan.
Bonita serie de amapolas, muy primaveral.
Saludos, Kat.

peter pan dijo...

Preciosas fotos, y además llenas de recuerdos, no hay nada más lindo que un preciosa flor y un bello recuerdo, no?

Besos.

cuentosbrujos dijo...

guapiisimas , buena serie
saludos brujos

Fernando Santos (Chana) dijo...

Cara amiga, belas fotografias...Lindas papoilas !
Um abraço

Vivian dijo...

Hola Kat
¡Preciosas imágenes! Nunca vi tantas amapolas juntas, creo que alguna que otra solitaria...¡Y me encantan!
Un beso

Leticia Moreno Pérez dijo...

Con las amapolas a veces pasa un poco como con las personas ¿no? Son tan bonitas en sí mismas, que nos dan unas ganas tremendas de cogerlas. Pero, cuando lo hacemos, se marchitan... Son tan frágiles... y sangran...

¡Saludos, Kat!

calanda dijo...

Llenemos nuestros días de rojas amapolas y de recuerdos, para abrazarlos cuando se nos cuele algún día de invierno, de esos que dejan el pensamiento helado y los pies demasiado fríos para seguir caminando.
Me gustan las amapolas mucho por que son bellas por fuera, y bellas por dentro, son independientes al resto del mundo, nacen y crecen, solo con el sol y con la lluvia, sin los mimos de la gente, sin el abono que escasea tan amenudo dejando manos vacías...y aun así, son preciosas, en su soledad acompañada.
Un beso de amapola para tí, princesa.

montse dijo...

Ens has regalat unes imatges molt alegres amb aquestes roselles!!
Imatges que sempre porten bons records!!
Una abraçada.

calanda dijo...

Me gustó mucho el comentario que me dejaste en "Rincones del alma", la foto de Lisboa, así que con tu permiso lo he publicado. Espero que te guste, creo que juntas hacemos un buen equipo ;)

Un abrazo de luz para tí tambien.

alexandra dijo...

¡Qué hermoso recuerdo de los dichos de tu madre y las fotos que lo acompañan! Siempre es un placer pasar por acá.
Un abrazo desde Buenos Aires.

Baba dijo...

Quins camps de roselles tan preciosos has fotografiat.
El detall de les canyes al devant, crea una composició molt original i maca...M'agrada moltíssim !!!
Una abraçada.

El vecino del 4º dijo...

...buscaba rosas y encontré amapolas...buscaba secretos y encontré palabras...busca algo y no encontré nada...

sin saber cómo he llegado a este rincón tranki...

saludos

sigue buscando rincones como los que encuentras, hay infinitos...

tu vecino del 4º

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...